Seguro contra la caída de precios de acciones

Comparte nuestro contenido

Antes de comenzar mi incursión por el mundo fascinante de la bolsa de valores siempre me pregunté cómo era posible que personas inviertan tanto dinero, existiendo tanta incertidumbre respecto a las oscilaciones de los precios de las acciones, me preguntaba si no habría alguna forma de poder proteger esa inversión no solamente “prendiendo unas velas y rezando”. 

Para mi sorpresa, cuando pude investigar a más profundidad cómo se mueven éstos mercados, pude enterarme que existen unos instrumentos derivados de las acciones que sirven como póliza de seguro contra caída de precios que puedan sufrir dichas acciones.  Vamos a suponer que tú tienes un auto, y lo aseguras contra accidentes. Si en algún te ocurre un accidente, teniendo una póliza de seguros, puedes proteger el valor de tu vehículo, y limitarte a pagar la prima y algun monto deducible que contemple tu póliza. Lo mismo hacen estos productos derivados de las acciones, llamados opciones PUT.

¿Que es una opción? Es un derecho de comprar (o vender) un activo determinado (activo subyacente), a un precio determinado, hasta una fecha determinada. En el caso de las opciones sobre acciones, una opción nos da derecho de comprar (en el caso de opciones CALL) o vender (en el caso de opciones PUT) 100 acciones, a un precio determinado, hasta una fecha determinada. Supongamos que tu compras 100 acciones de la empresa Microsoft a $16 cada una, y decides proteger tu inversión con una opción de venta (opción PUT). ¿Cómo funciona esta protección? Exactamente de la misma manera que funciona una póliza de seguros. En este ejemplo, vamos a suponer que el valor de la opción es $ 1  (equivale a la prima que se paga por una póliza de seguros), y el precio de ejercicio, que es el precio al cual se puede vender las acciones es de $ 15 (equivale al monto asegurado). Las opciones, al igual que las pólizas de seguro, tienen una fecha de expiración, después de la cual dejan de proteger.

Si a la fecha de vencimiento la acción de Microsoft cae a $ 9, el inversionista que no ha adquirido una opción put pierde $ 7 por acción (es decir $ 700, considerando que ha adquirido 100 acciones a $ 16). El inversionista que ha comprado la opción put puede vender sus acciones a $15 (el precio de ejercicio), aunque en el mercado se coticen a $ 9. Por lo tanto, este inversionista a quien le ha costado $16 las acciones de Microsoft, puede venderlas a $15, generando una pérdida de $100 en lugar de perder $700 si las tuviera que vender al precio de mercado de $9. Obviamente también se debe considerar el costo de la prima de $100 para comprar la opción put (las opciones sobre acciones se cotizan en términos de una acción, pero se adquieren en paquetes de 100: si una opción se cotiza en $1, se debe pagar en total $100).

Como puedes apreciar, el inversionista que no compra una PUT pierde $ 700, mientras que el que si lo hace pierde $ 200 ($100 por la prima y $100 por la diferencia de $16 del valor de la acción y $15 del precio de ejercicio), que es el riesgo máximo por una caída del precio de la acción. Esto es como adquirir una póliza de seguros de “accidentes” para tus acciones.

¿Entendiste el ejemplo? ¿Tienes algunas preguntas y comentarios?


Comparte nuestro contenido