Semana en los mercados (16 – 20 de junio de 2014)

Comparte nuestro contenido

El mercado ha continuado su subida –parece aburrido- y el índice S&P500 ha llegado a su nivel más alto de la historia y esta semana ha subido 1.38%, y en realidad no hay mucho que pensar en estas circunstancias, hay que seguir a la tendencia, hacer lo contrario sería algo “irracional” por decir lo menos, aunque personalmente no esté muy convencido de la justificación sólida por esta subida tan sostenida del mercado.

Uno de los temas que estábamos esperando esta semana era la decisión sobre las tasas de interés, y respecto a esto, las tasas se mantuvieron en el mismo nivel –lo que era de esperarse- y obviamente esto también ayudó a que la tendencia alcista se mantenga.

Con respecto a los otros datos que se deberían conocer en la semana, hay como siempre una mezcla entre buenos y malos, pero para mí los más importantes como ser los de construcción y empleo fueron bastante mediocres, de cierta forma alineados con lo esperado.

Por otro lado el dato de inflación fue más alto de lo esperado, a diferencia de hace unos días que nos mostraba un datos deflacionario, el que el dato haya sido mayor a lo esperado, todavía no me parece que sea para preocuparse, pero hay que estar atentos a lo que suceda.

Desde el punto de vista técnico y sentimental

SP500

Como el gráfico de movimientos del índice S&P500 nos muestra, estamos muy sólidos en la tendencia alcista, no hay mucho que comentar al respecto, creo que el gráfico habla por sí solo.

Desde el punto de vista sentimental y basado en la razón contratos Call y contratos Put, el sentimiento en el mercado – como es de esperarse- es alcista.

El índice de miedo en el mercado sigue en sus niveles más bajos registrados, esta semana ha cerrado en alrededor de 10.8 puntos, lo cual indica una ausencia absoluta de miedo en el mercado.

Qué ver la próxima semana

Como siempre los jueves conoceremos los datos de empleo, pero también hay otros importantes en esta semana, tales como el del mercado inmobiliario, la confianza del consumidor y el del producto interno bruto.


Comparte nuestro contenido